Demasiada azúcar

Diabetes: Ejercicios, dieta y control de peso son pilares fundamentales del tratamiento.



"El control de la diabetes mellitus no es sólo normalizar la glucosa en la sangre, sino mantener el control todo el tiempo."

Cuando inicia la enfermedad, los diabéticos se preocupan y buscan asistencia médica, pero al poco tiempo se sienten mejor y abandonan el control.

Otros solicitan ayuda a personas ajenas a la medicina y con frecuencia no reciben el tratamiento requerido. También ocurre que los pacientes no siguen la alimentación recomendada y tampoco se presentan a las revisiones médicas. Es por ello que hoy se observan más casos de complicaciones de tipo crónico y a veces agudos.



Demasiada azucar diabetes




Al descubierto

Anteriormente la diabetes mellitus (o tipo II, no insulinodependiente) estuvo rodeada de muchos mitos, remedios caseros y curaciones originadas en el pensamiento mágico.

Hoy, se sabe que es un trastorno en el que los valores sanguíneos de glucosa son anormalmente altos, porque el organismo no produce o utiliza inadecuadamente la insulina (hormona encargada de la utilización del azúcar). Tal conocimiento ha permitido manejar y controlar dicha enfermedad.

De acuerdo al Manual Merck de Información Médica para el Hogar, editorial Océano, en la diabetes mellitus el páncreas continúa produciendo insulina, pero el organismo desarrolla una resistencia a sus efectos, lo que da como resultado un relativo déficit insulínico.

Según explica el doctor Alejandro Nitsch, el adecuado monitoreo permite que los pacientes tengan una mejor calidad de vida, y evita o retrasa el aparecimiento de complicaciones, así como la progresión de las ya existentes.


Mantenga el control

Algunas de las complicaciones agudas o inmediatas de la diabetes mellitus son el coma diabético, el coma diabético hiperosmolar, lactoacidosis y coma hipoglicémico. Estas pueden manifestarse en cualquier momento desde la aparición de la enfermedad.

Con respecto a la palabra "coma", ésta significa pérdida de la conciencia; no todos los pacientes que presentan una o varias complicaciones, pierden el conocimiento.

En algunos casos ocurren porque la persona no lleva un control adecuado o porque desconoce su padecimiento (especialmente si es insulino dependiente). Mientras, las complicaciones crónicas o tardías se presentan en cualquier parte del cuerpo, ya que pueden ser de cuatro tipos: circulatorias, neuropáticas o neuríticas, infecciosas y mixtas.


En qué consisten

Las afecciones circulatorias ocurren a nivel cerebral con infartos e insuficiencia vascular; en los ojos con retinopatía diabética, hemorragias de la cámara anterior del ojo y cataratas; en la boca con gingivitis, disminución de los alveolos dentales y enfermedad periodontal.

El corazón sufre de enfermedad coronaria, angina de pecho e infarto del miocardio; los riñones también resultan afectados y los miembros inferiores padecen insuficiencia vascular, gangrenas oclusivas y arterioloesclerosis.

Algunas de los problemas neuropáticos son caída del párpado y ojo turnio o estrabismo; parálisis facial; falta de percepción de sabores, dificultad para tragar; diarreas. Pérdida de la líbido, impotencia sexual y eyaculación retrógrada.

Mientras, las complicaciones infecciosas incluyen hongos y caries dentales; vaginitis; retardo en la cicatrización de heridas, entre otras.

Las mixtas consisten en pérdida de la sensibilidad de los miembros inferiores, al punto que el paciente puede estar parado sobre una piedrecita por mucho tiempo y no sentirla, dando origen a úlceras del pie. También hay gangrenas húmedas y úlceras crónicas.

Durante el embarazo, la madre puede sufrir abortos, pre-eclampsia y eclampsia, mientras que el bebé puede nacer demasiado grande, con deformidades congénitas e incluso muerto, manifiesta el doctor Samuel Pérez.


La meta

Según una investigación de la farmacéutica Roche, la meta del tratamiento de la diabetes es mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cerca posible de lo normal. Esto se logra a través del control de peso, ejercicios y dieta, todo bajo supervisión médica.


Vaivenes

-La glucosa es un azúcar que utilizan las células de todo nuestro cuerpo para obtener energía.

-Los niveles muy bajos (menos de 70 miligramos por decilitro) pueden hacer que una persona se sienta muy mal o hasta se desmaye.

-Mientras, los niveles demasiado altos (más de 250 miligramos por mililitro), pueden producir ceguera, dañar los riñones, los nervios o los vasos sanguíneos.

-El costo de la atención de esta enfermedad es bastante alto.



1 comentarios:

Nota:

Algunas imágenes en las notas son tomadas de la web, si alguien considera perjudicial o bien de alguna manera se viola el derecho de algún autor, favor notificarme para quitar la imagen de inmediato. Gracias.

¡Diviértete con los mejores Juegos!