El éxito, ¿es cuestión de suerte?

por Carlos Salas. - La Humanidad tiene una deuda enorme con el Club de Madres de Lakeside. A fina­les de los años 60, estas norteamericanas reunieron los ahorros de una rifa y com­praron un terminal llamado ASR-33 que re­galaron a la escuela del pueblo. Era una máquina de escribir electrónica unida a un tosco ordenador con una impresora.

Uno de los chicos que decidió pasar su tiempo en esta máquina se llamaba Bill Ga­tes. Con sus conocimientos del lenguaje de ordenador Basic, Gates se puso a progra­mar juegos para sus amigos y, poco a poco...


Lee esta interesante nota en:








0 comentarios:

Nota:

Algunas imágenes en las notas son tomadas de la web, si alguien considera perjudicial o bien de alguna manera se viola el derecho de algún autor, favor notificarme para quitar la imagen de inmediato. Gracias.

¡Diviértete con los mejores Juegos!